Un día perfecto Salida en familia por Palermo

Publicado en Febrero 6th, 2012 | por Date a conocer gratis

0

Pasear en Familia

Salir con los niños a veces no es fácil. Encontrar lugares que satisfagan tanto nuestro apetito culinario como el de los más pequeños, y además, que pueda ofrecernos alternativas de entretenimiento para que ellos no se aburran. No hay nada peor que ver la cara de intolerancia de una parejita de enamorados que tuvo la mala suerte de elegir, como lugar romántico para cenar en su aniversario, la mesa que está junto a la nuestra, y nuestros hijos no paran de gritar y hacer berrinches. Cara de resignación. Es lo único que podemos hacer.
Pero a no desesperarse! Existen alternativas, y en Palermo no faltan. Tanto propuestas gastronómicas como al momento de pasear, ver un espectáculo o salir de compras. Todo esto, y para todos los niveles de exigencia. Desde los más grandes hasta los más pequeños.

La propuesta empieza en un sitio tranquilo y con mucho aire puro. El Museo Sivori, ubicado frente al lago chico del Parque Tres de Febrero (Bosques de Palermo) cuenta con una muy linda confitería, ubicada en el interior del jardín. Se puede tomar un rico y completo desayuno, sin dejar de probar sus deliciosas tortas caseras.
Lo mejor es sentarse en una de las mesas del parque, rodeado de árboles que dan sombra y perfume. Es muy espacioso, y los niños pueden divertirse jugando o curioseando las esculturas de piedra que decoran el lugar.
Hay que tener en cuenta que para ingresar a la confitería y al jardín del Museo, antes hay que abonar el ingreso, que es realmente poco ($1 por persona, y gratis para los menores).

Al salir se puede apreciar la belleza de los bosques y lagos que conforman esta zona. Y desde ahí ya se observa la llamativa arquitectura del Planetario de Buenos Aires. Es ahí hacia donde vamos.
A los niños les fascinará ni bien lleguen: una semiesfera enorme, parecida a un plato volador, al que accedemos por medio de un puente, sorteando el vacío de una gran olla de 47 metros de diámetro, en cuyo fondo se encuentra un gran espejo de agua. Se puede recorrer el interior del Museo u optar por una visita guiada.
Teniendo en cuenta previamente los horarios, también se puede disfrutar de una proyección documental en su recientemente renovada sala 4D.
La experiencia es atractiva tanto para grandes como para chicos.

A la hora del almuerzo, optamos por un lugar cómodo y versatil. Para comer variado y con precios accesibles. El Restaurante Oporto, ubicado en la esquina de Avenida Scalabrini Ortiz y Paraguay cuenta con un pelotero en el salón del primer piso para que los más pequeños jueguen mientras nosotros disfrutamos de la sobremesa y el café.

 

Saliendo de allí, a pocas cuadras, nos encontraremos con la Plaza Palermo Viejo. Este espacio verde ubicado en el corazón de Palermo Soho, ofrece alternativas para padres e hijos que implican muy poco costo: Arenero con juegos, una tradicional calesita (una de las pocas que quedan en Buenos Aires!) y talleres gratuitos donde los más chicos pueden sentarse a pintar con témperas sobre pequeños atriles y después llevarse a casa sus obras terminadas. Nosotros podemos aprovechar para, sin alejarnos mucho, mirar la feria de diseño que funciona en la plaza o simplemente, sentarnos en un banco a tomar mate y charlar.

Y cuando llega la hora de la merienda y empezamos a buscar un lugar lindo y tranquilo en el que los pequeños no se puedan aburrir, Casa Mua es el lugar indicado. Lo encontarremos a pocas cuadras de donde estamos: justo en la esquina de Soler y Julián Álvarez. El lugar es muy bonito y agradable. La pastelería es casera (y riquísima!), las propuestas son abundantes y nutritivas. Y además de todo, tiene un sector especialmente dedicado para el entretenimiento de los niños, que cuenta con su propia biblioteca y mesas de juego. Todo bajo la supervisión de personal del lugar. Qué más se puede pedir?

Si buscan otra alternativa de entretenimiento vespertino, el teatro La Galera, especialmente dedicado a expectáculos infantiles, ofrece una cartelera diaria con obras de cuentos infantiles tradicionales y no tanto. De miércoles a domingo, a las 6 de la tarde, una obra distinta.
Al momento de buscar sitio para cenar, La Payuca puede ser una opción a tener en cuenta. Esta tradicional parrilla de Palermo cuenta con una propuesta gastronómica autóctona, gran carta de vinos y menú infantil (con postre incluído).
Además, cuenta con un espacio de diversión y entrenimiento para los pequeños con pelotero, gran variedad de juegos y constante supervisión a cargo de maestras jardineras.

Salir en familia a veces no es fácil, pero teniendo en cuenta determinados aspectos y siendo creativos, podemos salir, pasarla bien, y disfrutar junto con ellos. En Palermo encontraremos propuestas para todos los gustos y todas las edades.


Sobre el autor

¡Hola! PalermoBA te da la posibilidad de publicitarte gratis escribiendo una review de cualquier local o espacio de Palermo. Hacé click en este link para empezar ya. Click acá.



No se pueden dejar comentarios en este momento.

Arriba ↑